Isabel Larraburu

La historia de "El Secreto". PDF Imprimir E-mail
Ya lo pueden llamar “El Secreto”, pero la verdad es que a estas alturas ya no queda nada de misterioso en ese libro que ha estado en listas de el-secretosuperventas en todo el mundo. Se calcula que solo en los EEUU se han vendido 4 millones de copias del libro y otras 2 millones del DVD. En España es el “libro del año” por número de ventas. Y aún sigue entre los primeros.

 

La idea de “El Secreto” se basa de manera fundamental en algo que se conoce como la "Ley de Atracción" que consiste en que las personas atraemos todas las cosas buenas o malas que pensamos y sentimos, queramos o no. El libro, escrito por la productora televisiva australiana Rhonda Byrne, ha servido de inspiración para una película, foros, sitios web y una cantidad ingente de entusiastas y detractores. Según Byrne, la idea de El Secreto provino de un libro que le había regalado su hija titulado “The science of Getting rich” (La ciencia de hacerse rico) de Wallace Wattles, escrito en 1910. Este autor se encuentra dentro de la corriente de pensamiento llamada “Nuevo Pensamiento” (New Thought) que tuvo lugar en los EEUU hace más de un 150 años. O sea que la idea no es nueva, ni siquiera pertenece a la llamada “Nueva Era” (New Age)”. Nuevo Pensamiento es un estilo de vida de motivación espiritual donde convergen las enseñanzas de antiguas tradiciones de sabiduría tanto de oriente como de occidente. A pesar de su motivación espiritual, el Nuevo Pensamiento es una filosofía sumamente práctica, directa y con enfoque a resultados. Ralph Waldo Emerson es considerado el precursor de este movimiento.

Según sus criterios, cuando la mente moldea una idea, ésta se convierte en realidad a medida que se dan las circunstancias adecuadas para su materialización. Por ello, el Nuevo Pensamiento pone gran énfasis en el pensamiento positivo, afirmaciones y en la meditación. El mensaje central del Nuevo Pensamiento es que el pensamiento de cada persona da origen a sus experiencias, a su visión del mundo. Se trata de una corriente filosófica que surgió a mediados del siglo XIX en los EEUU y fue conocida en sus inicios como Ciencia Mental.

 

La ley de atracción.

La ley de atracción afirma que aquello que focalizamos mentalmente es atraído a nuestra realidad física. Los iguales se atraen. Se supone un Universo que es como una masa infinita de energía dinámica y vibratoria que responde a nuestros pensamientos, y que la materia se forma en base a lo que pensamos. Es decir, lo que pensamos se transforma en cosas. Todo aquello que pensamos es lo que traemos hacia nosotros. En su libro “La ciencia de hacerse rico”, Wattles afirma que “el pensamiento puede producir la cosa imaginada”. Todo lo que aparece en nuestra vida es atraído por las imágenes e ideas que tenemos en la mente.

Los defensores de la Ley de Atracción afirman que su base científica radica en la física cuántica. Simplificando mucho, el estudio de la realidad se realiza basándose en la disgregación de las moléculas en átomos y partículas subatómicas. En este punto, los físicos han demostrado que todo es energía, la misma energía. Esto significa que la silla es energía, la cama y el coche son energía. Es decir, somos energía operando en un campo de energía más amplio. La diferencia entre la silla, la cama, el coche y nosotros depende simplemente del nivel de vibración.

Por otro lado, se demostró que modificamos lo que estamos observando. Por ejemplo, nuestras expectativas pueden modificar los resultados. Se puede, de alguna manera, predecir los resultados.

Siguiendo el razonamiento, esto significa que si nosotros y todo lo que nos rodea estamos hechos de lo mismo (partículas de energía), y el “observador” y el observado se influyen mutuamente, podemos ser los creadores de nuestra realidad. Somos capaces de dirigir este poder hacia cualquier objetivo que elijamos. Lo que creemos que pasará va a pasar. La ley de atraccion es imparcial: si el pensamiento es negativo, como por ejemplo, este estrés puede conmigo, la ley funciona siempre trayendo más estrés.

Mantiene la autora que se puede lograr amor, dinero y salud con solo pensar en ello. Los pensamientos envían una señal magnética. Si nos vemos viviendo en la abundancia, la podemos atraer hacia nosotros. Los seres humanos funcionamos de manera similar a enormes antenas transmisoras enviando y recibiendo diversos mensajes a y del universo, de manera que, dependiendo de la frecuencia en la que nos sintonicemos así serán las cosas que recibiremos, por ejemplo, al sintonizar nuestro pensamiento en ideas acerca de la riqueza, eventualmente recibiremos riqueza.

Si pensamos repetidamente en nuestras deudas, conseguiremos más deudas. La transformación de los pensamientos en cosas tangibles es uno de los principales fundamentos de la Ley de Atracción y del Secreto. La creación siempre esta ocurriendo. Cada vez que un individuo tiene un pensamiento, o una forma de pensamiento habitual, entra en el proceso de creación. Alguna cosa se manifestará a través de estos pensamientos. Afirma que somos como una torre de transmisión que transmite una frecuencia mediante los pensamientos. Si deseamos cambiar alguna cosa en nuestra vida, habría que cambiar esta frecuencia modificando los pensamientos.

 

Fundamentos de la ley de atracción

  • Obtienes lo que piensas, se positivo o negativo.
  • Todas las formas de material y energía son atraídas por aquello que tiene la misma vibración.
  • Somos imanes vivientes.
  • Obtienes todo aquello en lo que pones tu energía y foco, sea deseado o indeseado.
  • La energía atrae energía similar.
  • Todo lo igual se atrae.

 

Pautas para poner en práctica la ley de atracción en nuestra vida.

  1. Definir claramente el objetivo que se desea. Se debe ser específico sobre los detalles. Escribirlo. Imaginarse habiéndolo conseguido.
  2. Decidir que se es merecedor. Pensar que uno merece lograr lo que desea. Darlo por sentado que lo conseguirá. El propósito junto con la intención hará que aparezca enseguida.
  3. Pensar que ya está de camino. Si se plantea el deseo de forma realista la atracción se hace más fuerte. Actuar y pensar como si ya se hubiera manifestado. Hablar como si ya estuviera en proceso de hacerse realidad.
  4. Ser agradecido. La gratitud cambia la actitud y la conciencia. Elimina las preocupaciones excesivas. Cuando se dirige el foco hacia la gratitud, se alivian la impaciencia y las ideas negativas. Pensar en todo lo bueno que ya está sucediendo en nuestra vida; esto hace que vengan más cosas buenas.
  5. Permitir que el deseo se haga realidad. Hay que estar en una vibración similar a lo que se desea. Mantenerse positivo, feliz, confiado y abierto. Confiar en el proceso de la vida. Estar preparado y dispuesto a actuar cuando se presenten las ideas.

Pedir, creer y recibir. La esencia de la ley de atracción.

Pedir

 

Saber lo que se desea y pedirlo al Universo.
En este momento hay que tener claro lo que se quiere crear para visualizar lo que se quiere lograr del modo más “real” posible.
Creer+ Sentir y actuar como si el objeto del deseo estuviera de camino. Concentrar los pensamientos y el lenguaje en lo que se quiere atraer. Es deseable sentir que lo que se desea ya está llegando a nuestra vida. Aunque sea un poco engañoso hay que hacerlo.
Recibir Estar abierto a recibirlo Prestar atención a los ensajes intuitivos, sincrnicidades, signos del Universo como ayuda para saber si se está en el buen camino. Si la persona se alinea con el Universo y se abre a recibir, lo que se está esperando va a aparecer.

 

El lado oscuro. Críticas negativas, sátiras e indignación.

En la serie Boston Legal, el personaje Denny Crane se dedica irónicamente a invocar a Raquel Welch para que venga a su lado mediante la ley de atracción. En un de los últimos episodios de Nip/tuck, también la pareja de adictos a la metanfetamina hace mención de la ley de atracción y se concentran visualizando que van a conseguir dinero para poder comprar más droga.

En la revista satírica MAD se ridiculiza a los autores de El Secreto por medio de un falso anuncio que dice: “¡Compre su copia hoy mismo! (Por favor, no utilice las enseñanzas de “El Secreto” para desear una copia gratuita)”.

Está visto que hay mucho escepticismo sobre la teoría. Es un tema controvertido en estos momentos.

Junto con su popularidad han surgido críticas que tachan la tesis del libro no solo como errónea sino como incluso peligrosa y nociva al inducir a las personas a creer que pueden obtener lo que quieren, sea hacerse rico, curar una enfermedad, perder peso y todo eso con solo pensar positivamente sobre ello. Esto puede promover falsas expectativas y frustración.

En el DVD se pueden ver enfermos de cáncer que se han curado en tres meses con solo pensar en positivo, sin quimioterapia ni radiaciones.

El presidente de la Sociedad Americana contra el Cáncer, el Dr. Richard Wender, es contrario a la idea de que uno puede enfermar o curarse con solo pensar en positivo. Deja muy claro que no existe ninguna evidencia de que la gente pueda atraer el cáncer con la fuerza de sus ideas. Si fuera así, todos los que temen al cáncer tendrían muchas más probabilidades, con eso llegaríamos a afirmar la verdad del pensamiento mágico (si piensas en eso, pasará). Además afirma el Dr. Wender que existen pacientes que han hecho sus tratamientos bajo un estado elevado de ansiedad, convencidos de que no se curarían y que finalmente se curaron al tratarse a tiempo.

Añade, asimismo, que le preocupa que los seguidores de las creencias de “El Secreto” puedan llegar a rechazar la terapia y solo utilicen el pensamiento positivo como terapia única.

Los comentarios más negativos en relación al libro y al DVD se refieren a la utilización de una técnica espiritual con el fin de lograr bienes materiales. Por un lado, fomenta la codicia mediante el solo deseo de obtener sea lo que sea y, por el otro, cae en la injusticia de “culpar a la víctima” por haber pensado negativamente. Esto implica que los que sufren infortunios se lo merecen por pensar lo peor. Desde un punto de vista psicológico, ahí entrarían todos los ansiosos sufridores que piensan con frecuencia que pueden pasar cosas malas. El sentido común no lo demuestra en nuestras vidas, ya que muchas veces pensamos lo peor y no obstante sucede algo bueno y al revés. Además llamar a la ley de atracción una ley como la ley de gravedad tampoco está absolutamente refrendado por la ciencia. Un conocido humorista llamado Vinny Verelli hizo un comentario satírico acerca de “El Secreto”: “Si el avión en el que estás volando se está cayendo, la ley de gravedad triunfa sobre la ley de atracción” (En Youtube “I got your secret right here”).

El periodista de Newsweek, Jerry Adler afirma que el filme es éticamente deplorable, al fijarse en las necesidades y preocupaciones materiales de la clase media como casas, coches, vacaciones, seguidas de la salud y las relaciones. Olvidan claramente las necesidades del resto de la humanidad.

Karin Klein, articulista de Los Angeles Times, califica El Secreto como una nueva versión del “best seller” nada secreto de Norman Vincent Peale, “El poder del pensamiento positivo” escrito en el año 1952. La idea de este libro es: “pide y recibirás'.

Desde un punto de vista psicológico/espiritual, también han surgido numerosas críticas. El libro concede poder a la idea de que los deseos pueden llegar a hacerse hechos (“wishful thinking”). Esto puede crear efectos tóxicos y nocivos para las personas que creen en algo superior. La parte nociva del mensaje es que:

 

  • Se culpa a la víctima por su infortunio.
  • Se niega la idea de que la vida está llena de altibajos y que eso es lo normal.
  • Que todo depende de uno mismo y que todo está relacionado con nosotros.
  • Que somos nuestros propios dioses y creadores.

 

No todo es malo ni todo bueno.

La idea de que el pensamiento positivo atrae hechos positivos es algo de lo que intuitivamente ya éramos conscientes. Mucha literatura, mucha auto ayuda, muchas religiones o sectas, mucha psicología lo ha refrendado. Aunque sea a base de recrear diversas versiones de lo mismo, la idea sin duda es beneficiosa y positiva para todos. La física cuántica ahora sí puede dar razón de muchos fenómenos que antes eran esotéricos.

Lo que realmente entra en terreno resbaladizo es la mezcla de elementos científico/espirituales/materiales que el libro trata de ensalzar constantemente. Es hasta ofensivo alentar a que los que leen el libro o ven la película a que se concentren en obtener más bienes materiales a pesar de saber que más riqueza no lleva necesariamente a mayor felicidad. Por otra parte, hacer creer que podemos hacer que se hagan realidad hechos negativos como si todos fuéramos poderosos mini dioses también puede llevar a fanatismos del tipo “la mente lo puede todo” cuando sería conveniente mantener una mayor ecuanimidad en ese sentido. Si pensamos que un pensamiento negativo puede afectarnos a nosotros o a otras personas, esto también puede hacernos agentes del mal. No hay duda de que la alegría es contagiosa, así como la felicidad. Pero la idea de un super poder al gusto de cada uno puede llevar a abuso y prepotencia en aquellos que no utilicen su sentido común.

En resumen, el mensaje es positivo y puede ayudarnos a todos a desarrollar una mayor confianza en nuestro propio poder. No obstante, el libro no deja de ser una repetición constante de los mismos conceptos parafraseados de distinta manera. No es un libro novedoso ni excepcional. Su contenido ha sido recreado por otros de forma más convincente.

 

Isabel S. Larraburu

Psicóloga clínica

 

Nuevo Libro


Atención Plena: Elimina el malestar emocional provocado por la multitarea y la dispersión mental
Ver más

Para comprar fuera de España, ver más.

Isabel Larraburu

¿Quién está en línea?

Tenemos 9 invitados conectado

Terapia en:

  • Español Español
  • Catala Català
  • English English
  • Français Français
  • Portugues Português

Sitios amigos

Doctoralia.es

You are here  : Home Artículos Psicología Social La historia de "El Secreto".

DESTACADOS

  • In english. En français. Em português. En català. En castellano.
  • Revista WEB

    Mi amigo era un psiquiatra “ high achiever”, aquél que siempre se ponía el listón más alto para poder disfrutar superándolo. Obsesivo y perfeccionista, condiciones que hasta la fecha le habían hecho actuar bastante correctamente y controlar todas las situaciones de modo exhaustivo. Por supuesto tenía un super CV , las mejores notas, y todos los triunfos académicos y profesionales esperables para alguien de su edad.