Categorías
Psicología para Adolescentes

La fimosis

Publicado en la revista Megatop

La fimosis es una enfermedad que consiste en la imposibilidad de tirar para atrás el capuchón ( prepucio) que recubre la cabeza del pene (glande) porque ambos están adheridos.

Con el crecimiento, esta dificultad puede solucionarse por sí sola hacia los  tres años. Más adelante, el chico ya puede deslizar el prepucio hacia atrás durante el baño sin dificultad.

Pero si esto no es posible, puede que surjan infecciones urinarias, o del glande o que no se pueda orinar correctamente.

Existe otro problema que también puede ocurrir y es que la piel del prepucio no pueda volver a recubrir el glande cuando se la retira resultando que el glande se queda como estrangulado.

La actividad masturbatoria no está contraindicada con la fimosis. Lo único que puede pasar es que a lo mejor no produce tanto placer. Si se comprueba la existencia de fimosis no es aconsejable retrasar el tratamiento ya que sí podría impedir el desarrollo del glande.

Como soluciones para este problema existen actualmente dos: la más tradicional es la operación (circuncisión), y en niños de hasta doce años ésta se hace con anestesia general. La más moderna es la aplicación de una pomada que se ha estado experimentando en una clínica de Barcelona especializada en problemas de ese tipo, la Fundación Puigvert. Pero la decisión sobre eso corresponde al pediatra.

En cuanto al aspecto del pene después de la operación, este queda con el glande al descubierto constantemente y puede parecer más grande.

Existe gran cantidad de hombres operados, casi tantos como no operados. En los Estados Unidos, esa operación es muy frecuente y se hace de rutina a los bebés cuando acaban de nacer y aún están en el hospital, para que no presenten problemas cuando sean mayores y se calcula que entre el 65% y el 85% de los norteamericanos están operados o circuncidados.

Deja una respuesta